¿DÓNDE ESTAMOS?
VEN A CONOCERNOS

C/ Sant Lluís, 6

Barrio de Gràcia

08012 Barcelona

Telf: 932102568 / 677727998

info@auladeescritores.com

HORARIOS

Si quieres pasarte por la escuela, nuestro horario de atención al público es de martes a jueves de 18h a 22h

CONTÁCTANOS

SIEMPRE A TU DISPOSICIÓN

Para información o cualquier consulta fuera de las horas de oficina: 677727998. Te respondemos de inmediato.

Aula de Escritores

Entrevista a Lluc Berga Espart: Director y Fundador

¿Qué hacéis en Aula de Escritores?

 

Enseñamos técnicas narrativas, a estructurar un relato o una novela, a tener espíritu crítico con la propia obra, sea novela, relato o poesía. Nuestro objetivo es que el alumno elabore una obra de calidad que satisfaga tanto al autor como a los lectores, es decir, que posea un valor literario pero también comercial, y que por tanto tenga posibilidades reales de publicación. De aquí uno de nuestros lemas: “Si además de leer quieres ser leído, ésta es tu escuela”. También tenemos un apartado de cine, donde impartimos clases de guión de largometraje.

¿Y cómo son las clases?

 

Son teórico-prácticas, es decir, el profesor explica algún tema técnico, pone ejemplos, y conversa con los alumnos al respecto para ayudarlos a entender e identificar esa técnica en los libros que han leído. Posteriormente se pasa a la parte práctica, es decir, a la lectura, comentario y crítica (siempre constructiva), de los textos de los alumnos, sean relato, poesía o novela. Todos dan su punto de vista para ayudar a cada uno de sus compañeros a mejorar. Al final habla el profesor, resaltando los aciertos y señalando los errores del texto, para que el alumno adquiera una visión crítica sobre su obra y pueda así mejorarla.

¿Qué distingue a Aula de Escritores de otras escuelas de escritura?

 

Hay muchos factores, pero uno de los más importantes es la técnica que enseñamos. Nuestro temario es muy específico. Ha sido elaborado durante largos años y mucha seriedad, desde que estudiaba la carrera de Filología en Lleida, y después, durante mi doctorado aquí en la universidad de Barcelona, hasta hoy, tras muchos años de estudio y especialización. Todo ese trabajo, poco a poco, se ha ido convirtiendo el corpus teórico del Aula. La mayoría de los profesores que han pasado por el Aula han sido antes alumnos, y es aquí dónde han conocido estas pautas y estas técnicas, que también han resultado efectivas para ellos como escritores que son. Por eso mismo, su compromiso con el alumno es mayor. Creen en lo que enseñan y no sólo se limitan a repetir conceptos aprendidos en un libro. Y ha dado excelentes resultados. De hecho, hay mucha gente que se refiere al Aula como “la cantera de los nuevos escritores”. Nos gusta esa definición.

¿Qué son buenos resultados para una escuela de escritura?

 

Pues que los alumnos publiquen, que ganen concursos. Y los nuestros lo hacen. Tenemos ejemplos muy destacados, como Rodrigo Díaz Cortez, que obtuvo el Premio Vargas Llosa con Tridente de plata, que publicó después con la Editorial Los libros del Lince, y que ahora acaba de publicar su última novela en Mondadori; o Carmen Lafay, que de cuatro novelas que ha escrito, una fue finalista de los Premios Delta de Narrativa y otra ganadora del Premio de Literatura Marítima Josep Lluís, o la misma Magdalena Albero Andrés, que recientemente ha ganado el Premio Internacional de novela histórica Ciudad de Úbeda con la novela Los caminos del mar, que ha sido publicada por Roca Editorial. Y es que las grandes editoriales también se fijan en nuestros escritores: Dolores Ferrer Marí acaba de publicar una novela juvenil en la Editorial Edebé; Neus Arqués publicó su primera novela en Umbriel (la misma editorial de El código da Vinci) y la segunda en Ediciones Martínez Roca; Marta Banús editó en Columna, y Pepe Ribas en Destino, por mencionar algunos. También merece recalcar a Eva García Sáenz de Urturi, cuya primera novela, La saga de los longevos, arrasó por Internet, y que ahora está triunfando con la trilogía de la Ciudad Blanca, que ha publicado la editorial Planeta. Otros alumnos se han abierto hueco en agencias, como Conchi Chillón, Marta Banús o Griselda Martín. Las tres están con la Agencia Literaria Sandra Bruna, que fue artífice del fenómeno editorial La Catedral del Mar. También Víctor del Árbol, que está teniendo un éxito increíble con sus cinco novelas: El peso de los muertos, La tristeza del samurái, Respirar por la herida, Un millón de gotas y La víspera de casi de todo (Premio Nadal 2016), está con Antonia Kerrigan, otra muy buena agente editorial. 

¿Cuál es la clave para que los alumnos publiquen tanto?

 

Somos una escuela pequeña con un espíritu grande. Y es que, a pesar de los muchos logros de nuestro alumnado, tenemos la filosofía de preferir la calidad a la cantidad. Esto es lo que permite sacar el máximo provecho al talento del alumno a través de la aplicación de la técnica, y con un seguimiento personalizado y serio de sus obras en las clases presenciales y en las tutorías online.

El centro
Somos la escuela de escritura más antigua de Barcelona.
Alumnos que publican
Nuestro método de trabajo es lo que permite obtener tan buenos resultados.
Ed. Hijos del Hule
Una editorial creada para impulsar el talento de nuestros alumnos.
Profesores
Profesionales comprometidos con los alumnos.

¿Cómo son los grupos?

 

Los grupos suelen ser de entre 10 y 15 alumnos, aunque algunos son un poco más reducidos, de 6 ó 8. El perfil de las personas es muy amplio. Gente que trabaja, gente que estudia. La mayoría están entre los 20 y los 50 años, pero los hay más jóvenes, y mayores, vaya, de todas las edades.

¿Es difícil trabajar con grupos tan heterogéneos?

 

Todo lo contrario. Tantos puntos de vista enriquecen las clases. Se adaptan entre ellos y aportan gran dinamismo al curso. Todos aprenden, todos se lo pasan bien, pues tienen un interés en común: la literatura. Además, en Aula de Escritores fomentamos la integración y la convivencia tanto dentro como fuera de clase con las actividades que organizamos: conferencias, lecturas, presentaciones de los libros, fiestas de principio y fin de curso, y la de Navidad, entre otras. Por eso podemos hablar del Aula como un lugar no sólo donde aprender, sino también donde disfrutar.

Antologías de los alumnos
Cada año publicamos una antología con los mejores relatos y poesías

¿Ha sido difícil hacerse un lugar entre las escuelas de escritura?

 

En realidad no, pues cuando se fundó el Aula de Escritores, en esta ciudad sólo estaba el Aula de Letras (que ya no existe), incluso en Madrid únicamente hay dos escuelas más antiguas que Aula de Escritores. Se puede decir que somos la más antigua de Barcelona. Además, últimamente han proliferado los manuales de técnicas narrativas y los talleres online, pero antes no había tanta difusión ni tantas escuelas. Llegamos en el momento justo y nos hemos mantenido gracias al trabajo, al compromiso y a los resultados.

¿Cómo impulsan a sus alumnos?

 

La Editorial Hijos del Hule juega un papel importante en esto. Fundamenta su trabajo en la proyección de los alumnos. Hemos dado una oportunidad a autores que después han sido fichados por editoriales importantes, como por ejemplo Dolores Ferrer Marí, Rodrigo Díaz Cortez o Carmen Lafay, que he nombrado antes. Todos ellos y otros más publicaron su primera novela en la Editorial Hijos del Hule, antes de ser conocidos por nadie. Por otro lado, cada año hacemos una antología con los mejores textos de los alumnos de Escritura Creativa y Relato, tanto de los cursos presenciales como online. Esto los anima mucho a seguir, pues aunque es una editorial pequeña, tenemos distribución en toda Catalunya y a los autores les gusta ver su libro en las librerías. Además, las presentaciones se hacen en El Corte Inglés, aunque hemos hecho algunas en otros sitios, como en la Librería Beltrán, en el Café Salambó o en la Biblioteca de Jaume Fuster de Gràcia.

Una escuela para disfrutar
Fiestas, presentaciones, lecturas, charlas y conferencias

Los precios son muy asequibles, ¿cómo mantienen la calidad?

 

Ofrecemos unos precios que consideramos justos y asequibles para animar a la gente a venir. Los profesores, como he dicho, son también escritores y están muy interesados en crecer junto con sus alumnos. Su compromiso es más real. Y también aprenden, a la vez que ayudan a otros escritores a despegar. Somos el equivalente al “comercio justo” de la literatura. Somos artesanos.

Por último: ¿Cuáles son los objetivos de la escuela?

El objetivo del Aula siempre ha sido el mismo: trabajar para que el día de mañana nuestros alumnos se abran paso y encuentren un lugar en el difícil mundo de las letras.

La prensa habla de nosotros
prensa10
prensa6
prensa13
prensa5
prensa14
prensa9
prensa4
prensa12
prensa3
prensa11
prensa8
prensa1
prensa2
prensa7
prensa10
prensa6
prensa13
prensa5
prensa14
prensa9
prensa4
prensa12
prensa3
prensa11
prensa8
prensa1
prensa2
prensa7